Chamakh, tocado pero no hundido

(FIFA.com) Viernes 3 de octubre de 2008
Chamakh, tocado pero no hundido

La temperatura es muy agradable y el sol brilla tanto como las sonrisas que nos rodean. El verano que se resiste a abandonar los campos de entrenamiento de Le Haillan, cerca de Burdeos, casi podría hacer olvidar la derrota del Girondins la noche pasada. El AS Roma se impuso en el estadio Jacques Chaban-Delmas por 1-3 en la segunda jornada de la Liga de Campeones de la UEFA.

Un Marouane Chamakh jovial se acerca a hablar con FIFA.com al borde del terreno de juego, tras una rápida sesión de ejercicios de recuperación. Bromea con el cuerpo técnico antes de sentarse, pero su rostro se torna serio nada más mencionar lo sucedido el día anterior.

"Este partido es un reflejo de nuestro comienzo de temporada: no estamos teniendo suerte. Hay momentos en los que jugamos muy bien. Pero cuando estamos en horas bajas, pagamos caro el más mínimo error. Lo que resulta desesperante es perder por este margen y tener la sensación de que al final, la diferencia no ha sido tan grande".

A decir de muchos observadores, en los últimos partidos, el marroquí se ha revelado como uno de los mejores jugadores del grupo de Laurent Blanc. Aun así, su cuenta goleadora sigue fijada en uno desde hace siete jornadas.

Esperanza marroquí
Para olvidar un poco la decepción, el delantero centro prefiere pensar en su retorno a la selección nacional. Lesionado desde el pasado mes de junio, no pudo tomar parte en las cuatro primeras jornadas de la segunda ronda de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2010. Así las cosas, Chamakh disputará sus primeros minutos en la carrera de Marruecos hacia Sudáfrica el próximo 11 de octubre, en Rabat y frente a Mauritania.

"Voy a tener que canalizar mi impaciencia. Seguí los partidos de la selección en junio, y me sacaba de quicio no poder estar sobre el terreno de juego. Ahora espero aportar mi huella personal, el toque final que contribuya a nuestra clasificación".

Si logran la victoria en Rabat, los Leones del Atlas arrebatarán la primera plaza del Grupo 8 a Ruanda, y con ello el pase a la tercera y última ronda.

"Somos los claros favoritos en este partido, por lo tanto no tenemos margen de error. Hay encuentros que estás obligado a ganar. Éste es uno de ellos. Pero tampoco es cuestión de meterse demasiada presión". Con seis puntos en su haber, y tras la retirada de Etiopía, Marruecos sólo quedaría descalificada si Mauritania logra imponerse en el Complejo Deportivo Príncipe Moulay Abdellah.

No hay duda de que Roger Lemerre, seleccionador del combinado norteafricano desde hace unos meses, ya habrá tomado la precaución de poner a sus hombres en guardia. "Es genial que esté con nosotros. Él nos aporta su veteranía y toda su experiencia. Al final, pasamos más tiempo hablando que entrenando (risas). Habla a menudo de la formidable generación de 2000 de la selección Francesa (con la que ganó la Eurocopa 2000). Sabe cómo actúan los grandes jugadores. Ahora, depende de nosotros aprovechar sus consejos. Nuestro objetivo es mejorar".

Ausentes de Alemania 2006 y decepcionantes en la Copa Africana de Naciones desde que perdieron la final en 2004 a manos de Túnez, los marroquíes quieren volver a lo más alto.

"Si nos fijamos en nuestro equipo, vemos que podemos aspirar a grandes cosas. Ahora nos queda lo más difícil, confirmar nuestra valía, clasificarnos y jugar bien nuestras cartas en la tercera ronda. Sé que si nos mantenemos firmes y trabajamos unidos como una piña, estaremos en Sudáfrica en 2010". Todo un país confía en ello.